Tinta y oro: El arte de la escuela Kanō

Escuela Kanō, Pájaros y flores de las cuatro estaciones, siglo XVI, Metropolitan Museum of Art

Bajo el título de Ink and Gold: Art of the Kanō, se inauguró en días pasados en el Philadelphia Museum of Art la primera gran retrospectiva fuera de Japón de parte del legado de la escuela de pintura Kanō 狩野派, conocido taller pictórico al servicio del poder de la aristocracia militar desde finales del siglo XV y hasta fines del período Tokugawa, a mediados del siglo XIX.
Esta escuela de pintura, quizás la más famosa en la historia del arte de Japón, se dedicó a producir un número importante de las pinturas sobre fusuma 襖 (páneles corredizos), biombos, y kakejiku 掛軸 (rollos verticales), entre otros formatos, que decoraban en palacios y castillos las habitaciones públicas y privadas de los principales representantes del poder shogunal de la época, de otros funcionarios de alto rango, así como señores de provincia. Si bien en un inicio, y durante buena parte de su existencia, esta escuela se alimentó de temáticas y técnicas de origen chino, poco a poco fue introduciendo elementos particularmente japoneses tanto en su forma, paleta, como contenido.
Entre sus artistas más representativos podemos mencionar a su fundador Kanō Masanobu (1434-1530), así como a Kanō Eitoku 狩野永徳 (1543-1590), muy conocido este último por sus diseños para el castillo Azuchi 安土城 del general Oda Nobunaga 織田信長 (1534-1582), pinturas que lamentablemente hoy no se conservan por cuenta de la destrucción del castillo en las guerras por la unificación del país a fines del siglo XVI.
Kanō Eitoku (atribuido), Ciprés, siglo XVI, Tokyo National Museum

La exposición del Museo de Filadelfia ha reunido un número considerable de piezas que provienen de diferentes colecciones públicas y privadas; muchas de ellas expuestas por primera vez en los Estados Unidos. Para mayor información sobre la exhibición, los remito al enlace oficial de la misma.

Las narrativas visuales en Japón

El día de ayer se realizó una conferencia en el SAE Institute, ubicado en la Colonia Condesa en el D.F., sobre el uso de la narración como recurso visual en el arte japonés. Esta charla, La narrativa gráfica japonesa: del emakimono al anime y el manga, impartida por el profesor Toshihiro Jinnouchi 陣内利博, forma parte de un taller organizado por el mencionado instituto y ha contado con el apoyo de Fundación Japón en México.
El profesor Jinnouchi, quien es especialista en diseño de la comunicación visual en la Universidad de Artes de Musashino en Tokio, ya había visitado México el año pasado como participante del Encuentro Internacional de Historieta y Novela Gráfica, con sede en el Museo del Chopo.
La conferencia se dividió en dos partes. En la primera, el profesor Jinnouchi presentó al público participante una introducción general a la historia del arte japonés a partir de algunos ejes centrados en el uso de los sistemas narrativos, y en algunos de los más evidentes circuitos de producción y patrocinio de productos visuales, en diferentes épocas del desarrollo de la cultura material y visual japonesa.
A partir de imágenes vinculadas con el mundo religioso budista, la corte imperial, la aristocracia samurai, la cultura popular urbana, y la importación de objetos e imágenes de Occidente desde el siglo XVI, se intentó mostrarnos un historial de precedentes en el uso de algunos recursos narrativos que pudieron haber servido de base para el posterior desarrollo, de la posguerra hasta la actualidad, de la industria del manga y el anime japoneses.
Esta idea, muy recurrente en los últimos veinte años en una buena parte de las investigaciones que rescatan e historian la vida y quehaceres del mundo de los comics y de la animación en Japón, en mi opinión debe ser adecuadamente matizada. A pesar de que, por supuesto, existen abundantes ejemplos en la historia de las imágenes japonesas que evidencian el uso de estrategias narrativas visuales, esto no implica necesariamente que estos productos contemporáneos sean directos herederos de las diferentes tradiciones representativas previas. Por lo tanto, es muy importante también tomar en consideración las propias características y condicionantes de la industria del manga y el anime, así como sus contextos y aquellos diferentes lenguajes \”nuevos\” de los que se apropia (como el cinematográfico, por ejemplo).
En este sentido me pareció efectivo el uso que, para la conferencia, el profesor Jinnouchi le dio al término hyōgen-gura 表現蔵 (yo lo traduciría como repertorio representativo), es decir aquel acervo de imágenes previas que forma parte de ese \”archivo visual\” (como él lo llamó) con el que hoy día contamos, y del que cualquier creador contemporáneo se puede apropiar, sin que eso implique un pedigree inmediato de los productos actuales.
Finalmente, la segunda parte de la conferencia fue dedicada a mostrarnos, a partir de reproducciones de antiguos rollos ilustrados (emakimono 絵巻物), algunos de esos antiguos ejemplos en su totalidad, reviviendo las formas en que esos rollos eran \”leidos\”; ocasión casi única, ya que las formas más comunes de tener contacto con ellos hoy es a partir de fotografias de fragmentos. Esta, para mi, fue la cereza del pastel de la conferencia, que además permitió entender (a partir de la experiencia) cómo funcionaron en este soporte algunas de las estrategias narrativas que fueron precisamente el tema central de la charla.
De nuevo, agradezco a SAE Institute, a Fundación Japón y al profesor Toshihiro Jinnouchi por esta posibilidad y agradable tarde de lunes.

Exhibición de Sakai Hōitsu en Nueva York

Aquí va esta información de una nueva exhibición en la Japan Society de Nueva York:

SILVER WIND: THE ARTS OF SAKAI HŌITSU (1761-1828)
September 29, 2012—January 6, 2013
Japan Society Gallery presents the first American retrospective of Sakai Hōitsu, master of the bravura gesture, a samurai aristocrat turned Buddhist monk who dedicated his life to art and poetry. Triumphs of compositional daring and sumptuousness, Hōitsu’s paintings and those of his chief pupil Suzuki Kiitsu (1796–1858) made a defining Japanese contribution to world art.
The exhibition includes 58 screens, scrolls, painted fans, lacquer wares, and woodblock-printed books from public and private collections throughout the United States, including five loans from The Metropolitan Museum of Art.
For Six Weeks Only, A Once-in-a-Lifetime Reunion of Two Celebrated Painted Screens!
Foremost among the paintings are Hōitsu’s Waves, a magnificent pair of twelve-foot-wide six-panel screens sheathed in silver leaf and boldly brushed in black ink. They will be exhibited alongside Rough Waves by Ogata Kōrin (1658–1716), an earlier artist who inspired Hōitsu to revive the Rimpa (“school of Kōrin”) style and to paint the Waves screens.
So precious and fragile that they can be on view for only six weeks, on November 4 Hōitsu’s Waves will return to Japan and be replaced by his Maples and Cherry Trees, another stunning pair of screens opulently lined with gold leaf and painted in precious mineral pigments.
Silver Wind offers an unmissable opportunity to experience in its totality the art of a great painter who has long been prized in this country for his direct visual appeal, loving depiction of favorite Japanese subjects, and sensitivity to subtle changes in weather and the seasons.

Para mayor información, consultar el link de la exhibición