Tinta y oro: El arte de la escuela Kanō

Escuela Kanō, Pájaros y flores de las cuatro estaciones, siglo XVI, Metropolitan Museum of Art

Bajo el título de Ink and Gold: Art of the Kanō, se inauguró en días pasados en el Philadelphia Museum of Art la primera gran retrospectiva fuera de Japón de parte del legado de la escuela de pintura Kanō 狩野派, conocido taller pictórico al servicio del poder de la aristocracia militar desde finales del siglo XV y hasta fines del período Tokugawa, a mediados del siglo XIX.
Esta escuela de pintura, quizás la más famosa en la historia del arte de Japón, se dedicó a producir un número importante de las pinturas sobre fusuma 襖 (páneles corredizos), biombos, y kakejiku 掛軸 (rollos verticales), entre otros formatos, que decoraban en palacios y castillos las habitaciones públicas y privadas de los principales representantes del poder shogunal de la época, de otros funcionarios de alto rango, así como señores de provincia. Si bien en un inicio, y durante buena parte de su existencia, esta escuela se alimentó de temáticas y técnicas de origen chino, poco a poco fue introduciendo elementos particularmente japoneses tanto en su forma, paleta, como contenido.
Entre sus artistas más representativos podemos mencionar a su fundador Kanō Masanobu (1434-1530), así como a Kanō Eitoku 狩野永徳 (1543-1590), muy conocido este último por sus diseños para el castillo Azuchi 安土城 del general Oda Nobunaga 織田信長 (1534-1582), pinturas que lamentablemente hoy no se conservan por cuenta de la destrucción del castillo en las guerras por la unificación del país a fines del siglo XVI.
Kanō Eitoku (atribuido), Ciprés, siglo XVI, Tokyo National Museum

La exposición del Museo de Filadelfia ha reunido un número considerable de piezas que provienen de diferentes colecciones públicas y privadas; muchas de ellas expuestas por primera vez en los Estados Unidos. Para mayor información sobre la exhibición, los remito al enlace oficial de la misma.

Exposición de Yoshitoshi en el Worcester Art Museum

Les comparto la información sobre la próxima inauguración de una exposición dedicada a Tsukioka Yoshitoshi 月岡芳年 (1839-1892), quien fuera uno de los más famosos discípulos de Kuniyoshi, y quien además se alzó como uno de los ilustradores de ukiyo-e más importantes de la segunda mitad del siglo XIX.
Yoshitoshi es muy conocido no solamente por sus imágenes sangrientas, o de fantasmas, sino también por la serie Las Cien Vistas de la Luna (Tsuki hyaku-sugata 月百姿), que produjera en los últimos años de su vida.
Esta exhibición, que se titula Uncanny Japan: The art of Yoshitoshi, se presentará a partir de este fin semana en el Worcester Art Museum, Estados Unidos, y fue curada por Katherine Brooks.

En memoria de Shirakura Yoshihiko 白倉敬彦

Quisiera dedicar esta breve nota a recordar el trabajo del recientemente fallecido Shirakura Yoshihiko 白倉敬彦 (1940-2014), quien fuera uno de los investigadores contemporáneos de shunga más importantes, con una vasta producción escrita sobre el tema, y referencia constante en este relativamente nuevo campo de estudio. 
La investigación sobre estampa erótica japonesa de Shirakura, aparece visiblemente con su edición del libro Ukiyo-e shunga wo yomu 浮世絵春画を読む (Leer la estampa erótica ukiyo-e), publicado en el año 2000 por la editorial Chūō Koron de Tokio, y que se ha convertido en uno de los textos base del repunte, que a principios de la década del 2000, tuvieron en Japón los estudios sobre el shunga. Sin embargo, es importante mencionar el destacadísimo papel precursor que en el campo tuvieron investigadores como Hayashi Yoshikazu y Richard Lane (a quienes dedicaremos entradas futuras en este blog), así como el impacto y debate que el libro de Timon Screech, Shunga: Katate de yomu Edo no e 春画:片手で読む江戸の絵 (Shunga: Imágenes de Edo para leer con una sola mano), tuvo casi de inmediato a su publicación en el año 1999.
A partir de ese primer libro, su lista de publicaciones como autor y como editor es extensa, y puede ser consultada parcialmente tanto en este enlace, como con una simple búsqueda en Amazon Japan. Shirakura fue además, uno de los más recurridos consultores sobre el tema por parte tanto de académicos como de coleccionistas, insistiendo en la importancia de que las instituciones de investigación, los museos, y las personas comunes en Japón revalorizaran este legado cultural que estuvo durante mucho tiempo (y todavía en algunos espacios) relegado y mal visto.
Nuestro reconocimiento a su labor y a su persona generosa. Que en paz descanse.
Con Shirakura Yoshihiko y Ueno Chizuko en Tokio, en 2008, después de una conferencia

Inicio de 2015 con número sobre shunga

A pesar de estar todavía transitando las últimas horas del año, en su día 31 de diciembre, la revista japonesa de arte Geijutsu Shinchō 芸術新潮 ha decidido lanzar a la venta su primer número del 2015 completamente dedicado al shunga. Quizás esto no es ya una gran sorpresa, puesto que desde hace más o menos un año y medio, y por cuenta de lo publicitado de la exposición reciente de shunga en el Museo Británico, la revista ha publicado dos números especiales sobre este tema que, también, intentan preparar a la opinión pública local para la primera exposición en Japón de estas piezas que, si todo sale bien, se inaugurará en septiembre del próximo año. Lo que sí es novedoso del número en cuestión es que está completamente dedicado al pintor e ilustrador de Osaka Tsukioka Settei 月岡雪鼎 (1726-1786), sobre quien se ha escrito bastante poco, y del que recientemente han comenzado a aparecer importantes contribuciones, como por ejemplo los textos de Yamamoto Yukari 山本ゆかり (como el que incluyo en este enlace), investigadora de la Universidad Tama de Arte, o las publicaciones fasciculares (con transcripciones al japonés contemporáneo y traducciones al inglés) de algunos de sus libros eróticos ilustrados que la serie Colección Documental de Libros Eróticos del Periodo Moderno Temprano 近世艶本資料集成, coordinada por Hayakawa Monta 早川聞多 del International Research Center for Japanese Studies (Nichibunken), Kyoto, ha estado publicando desde hace unos años.

La revista, además de notas informativas preparadas por los editores, incluye un artículo de Yamamoto Yukari sobre la pintura erótica de Settei, profusamente ilustrado con imágenes de colecciones japonesas, así como algunas pinturas que guarda el Museum of Fine Arts de Boston, y otras de excelente factura de la colección privada de Michael Fornitz, de Copenhagen, quien prestó algunas de ellas para la mencionada exhibición en el Museo Británico del año pasado.

Settei, quien nació en la provincia Ōmi 近江国 (actual Prefectura de Shiga), se traslada posteriormente a Osaka y estudia con Takada Keiho 高田敬輔 (1674-1755), pintor de la escuela Kanō 狩野派 de Kyoto. Su primera producción importante firmada, son ilustraciones para libros con una fuerte influencia del conocido artista de Kyoto Nishikawa Sukenobu 西川祐信 (1671-1750), de quien además hereda la temática de representaciones de la vida cotidiana femenina, así como escenas eróticas. A partir de la década de 1760, Settei comenzó a ser famoso por su pintura, a la que también incorpora el tema femenino y el erótico, llegando a ser en este último muy conocido por cuenta de su refinamiento técnico.
El otro aspecto interesante de Settei, sobre todo en su producción de libros impresos, son las parodias eróticas, tema que es también cubierto por este número de Geijutsu Shinchō, que se ilustra con algunos de los ejemplos más conocidos, y con una breve entrevista a Andrew Gerstle (investigador del SOAS, Universidad de Londres), quien ha realizado dos traducciones al inglés de libros eróticos de Settei como parte de la mencionada serie de Nichibunken, y que integra un seminario que justo en estos momentos se está llevando a cabo en Nichibunken, Kyoto, organizado por el profesor Hayakawa Monta, y en el que participamos varios especialistas con el objetivo de estudiar y traducir al inglés (por parte de Gerstle) y al español (por mi parte) el libro El Gran Divertimento Femenino (Onna Dairaku Takara Beki 女大楽宝開) que realizara Settei en 1755 como parodia erótica al conocido manual confuciano El Gran Conocimiento Femenino (Onna Daigaku Takara Bako), escrito por Kaibara Ekiken 貝原益軒 (1630-1714), y publicado en 1716, que marcaba cuáles debían ser los roles sociales para la mujer en esa época, y que ya hemos comentado en una entrada pasada de este blog.

Este número de la revista es, pues, un excelente comienzo para el año de la oveja que en breve dará inicio. Aprovecho la ocasión para enviarles a todos mis mejores deseos. Feliz Año!

Colección shunga del International Research Center for Japanese Studies (Nichibunken 日文研)

Hasta donde estoy informado, esta es la única colección de estampas eróticas que posee y difunde abiertamente una institución pública japonesa. Su origen data de aproximadamente unos 20 años atrás, cuando Hayakawa Monta 早川聞多, profesor de esta institución, comienza a investigar sobre shunga, en un momento, cuando en Japón existían muy pocos especialistas en el tema, y la gran mayoría de ellos trabajaban de manera independiente, sin mayores vínculos con instituciones académicas, como lo fue el caso de Hayashi Yoshikazu 林美一 y de Richard Lane, por poner sólo dos ejemplos.



Es desde entonces, el International Research Center for Japanese Studies, más conocido por su acrónimo japonés Nichibunken, y la figura de Hayakawa, uno de los escasos núcleos que, para el estudio del shunga, se encuentran en Japón y el mundo. No sólo en lo relativo al desarrollo de la colección en cuestión, sino también en la organización de eventos y seminarios de trabajo con los originales, la compra activa de casi todo lo que ha sido publicado sobre el tema, y que convierte a la biblioteca de este instituto en una base imprescindible, así como proyectos de publicación y de traducción al inglés de parte de su acervo. Uno de estos proyectos, que cuenta ya con un poco más de 10 años, es la colección de textos Nichibunken shozō: Kinsei enpon shiryō shūsei 日文研所蔵:近世艶本資料集成 (Antología de fuentes moderno-tempranas de libros eróticos de la colección Nichibunken), y que ha publicado ediciones facsímilares con traducción al inglés de 10 libros shunga de su colección. Estos textos, al ser Nichibunken una institución pública, no se comercializan, sin embargo pueden ser consultados libremente y en su totalidad a través del sitio web de la institución, en la sección de Japanese Studies Series.
Paralelamente a este proyecto editorial, la institución ha creado una base de datos en línea donde se encuentran digitalizados todos los ejemplares de la colección. A esta base de datos se puede acceder a través del portal web de la institución, para el que se necesita un registro previo, y en donde, además de las imágenes, también hay títulos que ofrecen la transcripción al japonés moderno, de la totalidad de sus textos.
Hoy día se estima que la colección de estampas eróticas japonesas de Nichibunken, asciende a unos 776 registros que están compuestos de libros ilustrados, álbumes y algunos rollos. Uno de los puntos fuertes de la colección es que ha tratado de comprar aquellas ediciones, que aún se pueden encontrar en el mercado, que mantienen un óptimo nivel de conservación, por lo que un número importante de sus piezas puede ser apreciada sin grandes pérdidas en cuanto a la degradación de las tintas de color.
La colección cuenta con ejemplos de casi la gran mayoría de los ilustradores de ukiyo-e más conocidos del período Edo (1603-1867), como son: Hishikawa Moronobu, Okumura Masanobu, Nishikawa Sukenobu, Suzuki Harunobu, Katsukawa Shunshō, Kitagawa Utamaro, Katsushika Hokusai y Utagawa Kuniyoshi, entre muchos otros.
Okumura Masanobu, \”Shidōken koi no hadaka hyakkan\”, s. XVIII
Kitagawa Utamaro, \”Ehon toko no ume\”, 1800
Katsushika Hokusai, \”Manpuku wagōjin\”, 1821
Utagawa Kunisada, \”Sentō shinwa\”, 1827

Exposición de tazones de té coreanos

Hace unos días se inauguró aquí en Kioto una exhibición de la obra del ceramista coreano Yu Gilsam 劉吉三, quien es uno de los más importantes maestros de tazones de té (chawan 茶碗), y quien intenta recrear tanto las técnicas como las tipologías y esmaltados de los tazones de té del período Joseon 조선 (1392-1897), en Corea, que fueron de decisiva influencia para la producción de chawan de la época Momoyama 桃山 (1568-1600), en Japón.
Es durante esa época en Corea cuando se estandariza la ceremonia de té, que se diferencia de la japonesa, entre otros elementos, por su ambiente más relajado y abierto. Como parte de los utensilios para la ceremonia, se le dio especial importancia al esmaltado de los tazones de té. Este no sólo buscaba efectos de color en dependencia de las variaciones estacionales o de luz, sino además imitar texturas que encontramos en la naturaleza, como las cuarteaduras de la piel, la corteza del bambú, o la superficie de una piedra, entre otras.
Para el caso particular de la ceremonia de té japonesa, de estilo wabi, que estandariza el maestro Sen no Rikyū 千利休 (1522-1591) en la segunda mitad del siglo XVI, los tazones de procedencia coreana fueron altamente apreciados, y no sólo se importaron en grandes cantidades, sino su técnica y estilo fueron adoptadas por ceramistas japoneses.
La exposición, además de los tazones de té del maestro Yu, estuvo acompañada de fotografías tomadas con microscopio a detalles del esmaltado de sus piezas. Según palabras del maestro, la intención de las fotos es mostrar cómo hasta los más pequeños detalles conforman una representación de la naturaleza, es decir sostiene la conocida idea (muy trabajada para el caso de la ceremonia de té japonesa) del universo en un tazón de té.
A continuación les comparto algunas fotos de la muestra.

Tako de lengua

Muchos saludos
Como comento en la nota de contenido de este blog, este espacio es resultado de mi primer proyecto de investigación importante que culminó en el año 2011 con el libro El control de la estampa erótica japonesa shunga (El Colegio de México). Así mismo, su aparición parte de una serie de reestructuraciones que estoy realizando a mi blog, Los apetitos de la buza, y a mi página personal, donde solía publicar todas aquellas entradas que consideraba de interés. Sin embargo, tanto por cuenta de las facilidades que los recursos electrónicos cada día más nos brindan, así como por considerar que estos blogs también nos permiten personalizar líneas e intereses de investigación de manera independientes, es que inauguro hoy este depósito enteramente dedicado a la estampa erótica japonesa (quizás el primero sobre este tema en castellano).
Para tener mejor organizadas temáticamente las entradas de mis diferentes blogs, he decidido trasladar aquellas notas y comentarios que sobre shunga publiqué en algún momento pasado en mi blog personal, Los apetitos de la buza. Esas entradas desaparecerán de allí para reubicarse aquí, y aparecerán cuando lance públicamente este espacio con la primera entrada nueva.
El nombre de este blog, toma como referencia una de esas primeras notas sobre shunga que publicara con anterioridad, y que incluyo en esta entrada como bienvenida.
Espero que este espacio les permita disfrutar de una producción visual japonesa aún necesitada de una mayor labor de investigación y contextualización.

—————————————–

Originalmente publicado en Los apetitos de la buza, el 20/10/2009

Esta imagen shunga (quizás la más conocida de toda la producción erótica japonesa), corresponde al libro ilustrado de Katsushika Hokusai 葛飾北斎, titulado Kinoe no komatsu 喜能会之故真通, y que yo lo llevo al español como \”El genuino y experto veterano al encuentro del virtuoso deleite\”.
Este libro ilustrado con temática sexual (enpon) fue publicado en formato hanshibon en 1814 originalmente.
La imagen en cuestión, a pesar de que no tiene nombre, se conoce popularmente como Ama to tako 海女と蛸, es decir \”La Buza y el Pulpo\”.
Inserto aquí también una traducción completa del diálogo. Espero que los lectores no se ofendan con el lenguaje directo que se acostumbraba a utilizar en estas obras:
Pulpo: Me he preguntado cuándo, cuándo secuestrarla, pero hoy es el día. Al fin la he capturado. Después de todo, éste es un buen coño, rellenito. Aún más delicioso que un camote. Saa, saa, chupar, chupar, chupar hasta la satisfacción, y entonces llevarla como prisionera al palacio del Rey Dragón. Zufu, zufu, zufu, Chu! Chu! Chu! Chu! Zu! Zu!
Buza: Este odioso pulpo, fu, fu, fu, fu… prefiere, aa, aa… chupar la superficie de los labios interiores de mi vulva hasta que yo desfallezca, aa, eee. Me vengo! Con esa boca tubular. Con esa boca tubular, mi vagina abierta se atormenta. Oh! Qué hacer? Yoo, oo, oo, oo, hoo, aa, qué, oo, rico, rico, oo, rico, rico, haa, rico, fu, fu, fu, fuu, fuu. Otra vez! Yoo, yoo, yoo, yoo. Sin embargo, a partir de ahora me llamarán aa, fu, fu, fu, fuu, fuu, fuu, pulva! Vulpa! Oo, fu, fuu, fuu. [Comentario mío: aquí al final el escritor está haciendo juego con pulpo y vulva, ya que \”tako\”, la palabra japonesa para pulpo, también implicaba \”vulva\” en el lenguaje de Edo].
Pulpo: Zuu, zuu, zuu, zuu, hicha-hicha, gucha-gucha, jutsu, chu, chu, chu, chu, guu, guu, zuu, zuu [Comentario mío: estos son maneras de escribir sonidos, en este caso, ilustrativos de la acción que está llevando a cabo el pulpo; recurso onomatopéyico bastante común en japonés].
Buza: Ey! Y qué de la impresión de estar enrrolada por ocho piernas? Oh, oh, se está metiendo, aa, aa.
Comentario del escritor: Los jugos fluían como agua caliente. Nura, mura, nura, doku, doku, doku.
Buza: Ee, moo, empiezo a sentir un hormigueo. Una y otra vez, hasta perder conciencia, fu, fu, fu, fuu, fuu, los límites y las fronteras desaparecen, oo, oo, oo. Me vengo, anna, aaaaaa, ahí, ahí, aquí, aquí, uu, mu, mu, mu, fun, mufu, umu, uuuu, qué rico! Rico!
Pequeño pulpo: Después que termine mi padre, yo, también, usaré mi boca tubular para frotarle desde el clítoris hasta el culo, hasta que pierda conciencia, y entonces revivirla y hacérselo de nuevo, chu chu!!

NOTA
Esta es una traducción mía al español a partir de la versión publicada en: Talerico, Danielle. \”Interpreting sexual imagery in Japanese prints: A fresh approach to Hokusai’s ‘Diver and Two Octopi’\”, en Impressions. No. 23. Ukiyo-e Society of America, New York, 2001. pp: 25-41.

Exhibición de ukiyo-e en La Habana I

Les comparto aquí el anuncio de esta exhibición de estampa japonesa ukiyo-e, que se inaugura el próximo sábado 29 de marzo en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, y para la que colaboré como curador invitado.

Será la primera vez que este Museo organiza una muestra temática de una parte pequeña de su acervo de estampas japonesas. Los tres núcleos a partir de los que se estructura la exposición son: personajes históricos samuráis representados en los ukiyo-e, las estampas de guerreros y la literatura, y las estampas de guerreros y el teatro kabuki.
Esta exhibición es parte de las actividades que se están organizando en Cuba por los 400 años de los primeros contactos Cuba-Japón. En ella trabajé conjuntamente con Teresa Toranzo y Manuel Crespo, curadores del Museo.
Abajo, he insertado la nota de prensa que la Embajada de Japón en Cuba realizó sobre la muestra.

El "Libro de los Insectos" de Utamaro

Hace un tiempo ya, traduje al español un texto del investigador John Carpenter sobre los procesos de digitalización en las humanidades, en específico el arte japonés, donde comentaba sobre el proyecto digital de las colecciones del Museo Fitzwilliam en Cambridge. Para ilustrar el trabajo con esta colección, él utiliza varios ejemplos del libro de Kitagawa Utamaro Ehon mushi erami (El libro de las criaturas rastreras), publicado en 1788 por el editor Tsutaya Jūzaburō (1750-97).
En este libro, se combinan imágenes de insectos con poemas kyōka seleccionados por Yadoya no Meshimori (Rokujuen), quien además escribió el prefacio, compuestos por los más renombrados poetas de los círculos de kyōka del momento.
Les brindo aquí algunas de las imágenes y los poemas que en ese entonces traduje al español para que puedan disfrutar al menos de fragmentos de este libro. Si desean, pueden consultar el proyecto del Museo Fitzwilliam para revisar la totalidad del texto.

Oruga velluda
ke o fuite 

kizu ya motomen
sashitsukete
kimi ga atari ni
hai-kakarinaba 

Si treparas sobre ella
sólo te daría escozor,
ya que, dice el refrán,
“¡si soplas el pelo de otro
saldrán a la luz tus propias faltas!”

 ̶ Yomo no Akara

Avispa cartonera
kowagowa ni
toru hachi no su no
anani eya
umashi otome o
mitsu no ajiwai

Como cuando llego
a la entrada de la colmena,
soy tímido al encontrarme
con una bella y joven dama
que sabe a dulce miel
 ̶ Shiriyake no Sarundo

Grillo de matorral

yona yona wa
umaoi-mushi no
ne ni zo naku
kimi ni kokoro no
hazuna nobashite 

Noche tras noche larga,
yo relincho, relincho,
cual insecto “a caballo”,
como corazón encabestrado
que se desboca hacia ti

 ̶ Karagoromo Kisshū
Ciempiés

negawakuba
kimi ga tsubaki ni
tokedoke to
tokete nebuto no
kusuri to mogana 

Si pudiera cumplir mi deseo,
estaría cerca de ti,
durmiendo sonoramente a tu lado,
para que tu saliva me derrita
y sea un bálsamo para curar furúnculos

 ̶ Shikatsube no Magao
Rana

hito zute ni
kudokedo kubi o
furu ike no
kairu no tsura e
mizuguki zo uki 

¡Qué triste! Mi carta de amor
que envió el intermediario
hizo mover su cabeza a un
“no” – como el agua hace
frente a una rana en el viejo estanque

 ̶ Yadoya no Meshimori

Otra exhibición de ukiyo-e del siglo XIX en Nueva York

Como de costumbre ya, les comparto aquí la información acerca de una nueva y breve exhibición de ukiyo-e que se está llevando a cabo en la galería de Sebastian Izzard en Nueva York, y cuyo tema son las estampas del siglo XIX en Japón.
El enlace que adjunto, les envía directamente al sitio Web de Izzard para aquellos interesados.
Saludos cordiales